Tundra Viajes

Información

Viaje a la Antártida: sobre viajes a la Antártida IITundra Viajes

¿Cómo son los desembarcos? ¿Qué criterio seguimos para decidir desembarcar en un lugar u otro durante un viaje a la Antártida? ¿Cómo se desarrollan los desembarcos durante un viaje a la Antártida?

Viaje a la Antártida: sobre viajes a la Antártida II

¿Qué criterio seguimos para escoger los lugares de desembarco durante un viaje a la Antártida?

 

Son más de 1.500 los lugares de desembarco autorizados en la Antártida y durante un viaje a la Antártida apenas alcanzaremos a conocer ni un 1% de estos. Así pues, ¿qué criterios seguimos para seleccionar unos u otros?

 

Habitualmente, durante todo viaje a la Antártida intentaremos que los desembarcos tengan lugar en zonas libres de hielo y fácilmente accesibles, como por ejemplo las playas de la Península Antártida.

 

Además, se intenta también que los lugares de desembarco resulten especialmente interesantes desde un punto de vista histórico, como es el caso por ejemplo de Caleta Balleneros en Isla Decepción, donde no solamente tendremos ocasión de contemplar alguno de los paisajes más cautivadores de las Islas Shetland del Sur sino que también podremos observar los restos de una estación ballenera. 

 

Habitualmente, entre los desembarcos de todo viaje a la Antártida se incluyen también lugares de gran interés geológico y faunístico, lugares que cuenten con la presencia de elementos clave de la historia natural, como diferentes especies de aves y focas, rasgos geológicos, de paisaje, etc, como es el caso por ejemplo Port Lockroy, en Isla Goudier.

 

Además, se intenta también que sean lugares de gran belleza, como es el caso por ejemplo el Canal de Lemaire (también conocido como el Canal Kodak), o que permitan poner pié en la Antártida, como es el caso por ejemplo de Bahía Paraíso, sin duda alguna uno de los lugares más bonitos de la Península Antártica (de hecho, ya lo indica su nombre).

 

En función del viaje a la Antártida escogido, es posible incluso que entre los desembarcos haya alguno previsto en una estación científica o incluso en alguna isla más allá del Círculo Polar Antártico.

 

¿Cuáles son los lugares de desembarco más habituales durante un viaje a la Antártida?

 

A grandes rasgos, en el caso de los viajes a la Antártida cuyo itinerario incluya el archipiélago de las Islas Shetland del Sur, entre los lugares de desembarco más habituales se encuentran Punta Hannah, en Isla Livingston; Caleta Balleneros y Pendulon Cove, en Isla Decepción ; y/o las Islas Aitcho.

 

Del mismo modo, en el caso de los viajes a la Antártida cuyo itinerario incluye la región del Estrecho de Gerlache (entre la Península Antártica y las Islas Brabante y Amberes), entre los lugares de desembarco más habituales se encuentran Isla Cuverville; Puerto Neko, en Bahía Andvord; Puerto Lockroy, en Islote Goudier; Base Brown, en Bahía Paraíso; y/o la Isla Petermann.

 

¿Cómo se desarrollan los desembarcos durante un viaje a la Antártida?


Habitualmente, durante todo viaje a la Antártida los desembarcos se realizan a bordo de lanchas zodiac o lanchas neumáticas inflables a propulsión y la duración aproximada de cada desembarco es de entre una y cinco horas, en función de las condiciones climáticas y del mar, y de si hay restricciones en cuanto al número máximo de pasajeros que pueden desembarcar a la vez en un lugar.

 

Por lo general, durante todo viaje a la Antártida los desembarcos en la mayoría de los casos consisten en caminatas cortas y de moderada dificultad, durante las cuales podemos observar de cerca la fauna salvaje y las características geológicas del lugar.

 

En todos los casos, durante todo viaje a la Antártida, todos los desembarcos son guiados y habitualmente hay un guía por cada 10 pasajeros. En función de la fragilidad o peligrosidad del lugar de desembarco, es posible que dispongamos de tiempo libre para pasear a nuestro aire o no. En aquellos casos en que sí que podamos pasear a nuestro aire, previamente los guías nos indicarán qué áreas se pueden visitar y qué áreas quedan fuera de los límites permitidos. En aquellos casos en que no podamos pasear a nuestro aire, son los guías los que van indicando el camino y todo el mundo debemos pasar por el mismo lugar.

 

Por otro lado, durante todo viaje a la Antártida, antes de desembarcar recibiremos explicaciones sobre el lugar que vamos a visitar, sobre la fauna que vamos a encontrar y la presencia y ubicación de los valores más sensibles; sobre las zonas que podemos visitar y las zonas que están fuera de límites, así como de cualquier riesgo que exista, como por ejemplo acantilados. Habitualmente, al llegar a la playa, estas indicaciones vuelven a repetirse.

 

En cualquier caso, si hay algo que tenemos que tener presente es que todos los lugares de desembarco previstos durante un viaje a la Antártida se reservan con mucha antelación a la realización del viaje y que poder realizarlos tal y como están descritos en nuestra página web depende directamente de las condiciones climáticas y del mar que nos encontremos durante el desarrollo del viaje a la Antártida, así como del criterio del Capitán y del Jefe de Expedición. Motivo por el cual recomendamos consultar los itinerarios descritos en nuestra página web únicamente como una referencia meramente informativa. 

 

Aquí podrás consultar todos nuestros viajes a la Antártida. Si deseas recibir un presupuesto detallado, por favor rellena y envía toda la información solicitada aquí

 

¡Buen viaje a la Antártida!

Imagen corporativa:Xavier Marlí

Diseño y desarrollo web:Xavier Marlí