Tundra Viajes

Destinos

Buenos AiresTundra Viajes

Buenos Aires es una ciudad efervescente, vibrante y cosmopolita, de marcados contrastes y que nos atrapa al ritmo del dos por cuatro del Tango.

Buenos Aires

Buenos Aires es la capital de Argentina y escala obligada en todos los viajes a Argentina. Fundada junto al río de la Plata en 1536, Buenos Aires ha ido creciendo bajo las influencias de los europeos llegados a finales del s. XVIII - XIX. Como resultado de ello, hoy podemos pasear por una ciudad donde podemos reconocer rasgos de Londres, Madrid, Roma o París. Como decía Borges, “son italianos que hablan español, que creen que son franceses y quisieran ser ingleses”.

 

Ubicada en el noreste del país, Buenos Aires es una ciudad efervescente, vibrante y cosmopolita, de marcados contrastes y que nos atrapa al ritmo del dos por cuatro del Tango. Entre sus principales rasgos, los cafés decimonónicos y las disquerías, los kioskos de revistas y los mercadillos. Entre sus principales atractivos, los siguientes:

 

La Plaza de Mayo, el corazón originario de la ciudad. Presidida por la Casa Rosada y rodeada de impresionantes edificios, ésta ha sido testigo de protestas, acontecimientos políticos y todo tipo de encuentros. 

 

Cerca de la Plaza de Mayo encontraremos también la calle peatonal Florida, cuyo centro comercial Galerías Pacífico ha sido declarado Monumento Histórico Nacional; la calle peatonal Lavalle o de los cines; las Avenidas Corrientes y Córdoba, y la Plaza San Martín

 

En la Avenida 9 de Julio, el Obelisco que se yergue orgulloso en la Plaza de la República desde 1936 en conmemoración a los 400 años de la fundación de la ciudad, y el Teatro Colón, uno de los mayores teatros de ópera del mundo y cuyos sótanos abarcan los 16 carriles de la Avenida 9 de Julio.

 

Hacia el norte, lo más granado y exclusivo de la ciudad, los barrios de Palermo, Recoleta, Barrio Norte y Retiro. Aquí se intercalaban bonitas mansiones con elegantes tiendas, los mejores restaurantes, interesantes galerías de arte, seductores museos y amplios parques, entre los que destacan el Jardín Botánico Carlos Thay, el Jardín Zoológico, el Campo de Polo, el Hipódromo y el Planetario.

 

Hacia el sur, La Boca y San Telmo, donde son una constante los populares y concurridos mercadillos. Entre todos ellos destacan el Mercado de las Pulgas de San Telmo y la Feria de los Domingos de San Telmo de la Plaza Dorrego, donde podemos encontrar de casi todo entre actuaciones de músicos, mimos y bailarines de tango. Es, sin duda, el mejor lugar para sentir el pulso más vibrante de Buenos Aires, su lado más voluptuoso y pintoresco, con su sabor proletario, sus estrechos callejones, sus cantinas italianas, sus bolichas (bares) y sus garitos de tango.

 

La Boca fue bautizado como La Pequeña Italia debido al dialecto genovés que se hablaba. Popular, humilde, rebelde y marginal, La Boca fue el primer puerto natural de la ciudad. El barrio creció entre grúas, astilleros, almacenes y saladeros. Los pescadores le dieron vida al pintar de distintos colores sus casas de chapa y madera, con la pintura que les sobraba tras pintar sus barcas.

 

Como si del mismísimo neoyorkino Meatpacking District se tratase, el distrito de Puerto Maderos se ha convertido en un barrio vanguardista, en auge, nacido del abandono y la posterior restauración del Puerto de Santa María. Los viejos almacenes de ladrillo de los muelles dieron paso a carísimos lofts, prestigiosos restaurantes y lujosas oficina.

 

Al norte de Buenos Aires, en el Delta del río Paraná, las ciudades de Tigre y San Isidro. Centenares de ríos y arroyos forman un laberinto acuático que aun hoy continúa creciendo. El delta avanza y cada año aparecen islas nuevas en las cuales se asienta la flora y fauna local... La vida de los isleños contrasta totalmente con la de sus vecinos, los ejecutivos de la city Porteña.

 

¡Buen viaje!

Imagen corporativa:Xavier Marlí

Diseño y desarrollo web:Xavier Marlí