Tundra Viajes

Destinos

Columbia BritánicaTundra Viajes

Ubicada en la costa oeste de Canadá, la Columbia Británica es uno de los destinos más populares de Canadá gracias a su abundante fauna salvaje y la belleza de sus paisajes

Columbia Británica

La Columbia Británica es una de las provincias más populares de Canadá y de las más visitadas por nuestros clientes.

 

Ubicada en la costa oeste de Canadá, la Columbia Británica está formada por mil kilómetros cuadrados de masa continental y seis mil islas, de entre las cuales la más grande es la Isla de Vancouver.

 

La capital de la Columbia Británica es Victoria, de clima suave y marcado carácter británico. En ella tendremos ocasión de contemplar los mejores ejemplos de arquitectura victoriana de la Columbia Británica.

 

Sin embargo, la ciudad más poblada de la Columbia Británica es Vancouver, cuya riqueza cultural y étnica se refleja en el variado mosaico que dibujan sus barrios. Vancouver es, pues, el principal aeropuerto de entrada a la Columbia Británica y a la costa oeste de Canadá.

 

Pero, a pesar de ciudades tan bellas como Victoria y Vancouver, si por algo es mundialmente conocida la Columbia Británica, es por la belleza de sus paisajes y la abundante fauna salvaje que la habita.


Y es que la Columbia Británica alberga algunos de los parques nacionales más populares de la costa oeste de Canadá, como por ejemplo Pacific Rim, Glacier, Revelstoke y Yoho. Además de numerosos parques provinciales, como por ejemplo Strathcona y Tweedsmuir.

 

Otro de los motivos por los que cada año miles y miles de personas escogen la Columbia Británica para sus vacaciones es su abundante fauna salvaje, cuyas estrellas indiscutibles son los osos y las ballenas.

 

Y es que la Columbia Británica es uno de los mejores lugares de Canadá para la observación de osos pardo, osos grizzly e incluso el exclusivo oso albino; además de distintas especies de ballenas, entre las que se incluyen la fin, la minke, la jorobada y las orcas.

 

Somos una agencia de viajes especializada en viajes a Canadá. Conocemos la Columbia Británica de primera mano y hace más de 15 años que organizamos viajes a la Columbia Británica Fly & Drive y viajes a la Columbia Británica organizados, con traslados y excursiones guiadas incluidas.

 

En nuestra Guía de Viajes a Canadá podrás consultar nuestras propuestas de viaje a Canadá más populares. No obstante, si deseas conocer todas nuestras propuestas de viaje a Canadá, te recomendamos utilizar nuestro buscador de viajes.

 

¡Buen viaje a la Columbia Británica!

 

La Columbia Británica, ubicada en la costa oeste de Canadá, limita al oeste con el océano Pacífico, al noroeste con el estado de Alaska, al norte con Yukon y los Territorios del Noroeste, al este con Alberta y al sur con los estados de Washington, Idaho y Montana.

Los más de 900.000 km cuadrados de la Columbia Británica albergan profundos fiordos, amplias redes fluviales, picos que superan los 1.000 metros, densos bosques, áridas praderas moteadas por granjas de ganado y ricas tierras de regadío donde se cultivan deliciosas frutas.

La capital de la Columbia Británica es Victoria, en la Isla de Vancouver. Sin embargo, Vancouver es la ciudad más grande de la provincia.

Son muy variados y numerosos los motivos que uno puede encontrar para viajar a la Columbia Británica. Por este motivo hemos dividido esta provincia entre las tierras que forman parte del continente y la Isla de Vancouver.

A continuación enumeraremos algunos de los atractivos de la parte de la Columbia Británica que forma parte del continente.


Suroeste de la Columbia Británica.

Vancouver es la ciudad más grande de la Columbia Británica.

Ubicada en la costa del Pacífico, a los pies del estrecho de Georgia, Vancouver presenta uno de los climas más suaves de Canadá. Es por ello que Vancouver recibe turistas durante todo el año.

Uno de los mayores atractivos de Vancouver es su riqueza cultural y étnica, reflejada en el variado mosaico que dibujan sus barrios, cada uno con una personalidad muy marcada.

El histórico distrito de Gastown es el barrio más antiguo de Vancouver. El paso del tiempo no le ha hecho perder su esencia, permaneciendo tan bohemio y pintoresco como lo ha sido siempre. Paseando por sus adoquinadas calles podremos descubrir, entre los bajos de centenarios edificios restaurados, estudios de artistas, tiendas de jóvenes promesas de la moda y anticuarios.

Granvile Island, resultado de una ecléctica combinación entre boutiques y galerías. Es conocida, sobre todo, por su bullicioso Public Market, donde podemos encontrar desde  exóticos artículos hasta abalorios de toda forma y tipo, sombreros de moda, libros y ropa alternativa.

En todas las ciudades podemos encontrar una avenida principal donde se concentran las tiendas de las mejores marcas, los restaurantes y coffee-shop de moda. En Vancouver ésta es Robson Street.

Vancouver tiene una gran extensión de costa sobre el océano Pacífico. English Bay es la playa más famosa de la ciudad, debido a su localización cerca del centro de la ciudad, y a que los fuegos artificiales que se celebran cada año en Vancouver se lanzan desde allí. Es uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol en Vancouver.

Vancouver presenta una gran cantidad de parques. El más famoso es  Stanley Park, pero el más grande es Pacific Spirit Regional Park.

54 km de senderos señalizados recorren el Pacific Spirit Regional Park. Sus costa se caracteriza por playas de roca de canto redondo, escarpados acantilados y una densa vegetación (resultado de su ubicación a los pies del estrecho de Georgia).

Dentro del Pacific Spirit Regional Park encontraréis la Universidad de la Columbia Británica, en cuyo Museo de Antropología de la Columbia Británica encontraréis la colección tótems más importante de Canadá.

El Stanley Park es el parque de ciudad más grande de Canadá y el tercero más grande de Norteamérica, por delante del Central Park de Nueva York. Las patrullas de policía, los peatones, ciclistas y patinadores son habituales en los 200 km de senderos y caminos que lo recorren.

A media hora en coche de Vancouver encontraréis Grouse Mountain y el Capilano Suspension Bridge.

En Grouse Mountain el Grouse Grind os llevará hasta lo alto de la montaña, desde donde las vistas sobre la ciudad, el océano y las islas del golfo son espectaculares. Si no os apetece andar, también podéis subir con el Grouse Mountain Skyride.

El principal atractivo dell Capilano Suspension Bridge Park es, como indica su nombre, el puente suspendido de 137 metros de largo que nos permite cruzar al otro lado del cañón, de 70 metros de altura.

A menos de hora y media en coche de Vancouver encontraréis Whistler, una de las estaciones de montaña más importantes de Norteamérica y sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2009-2010.

Whistler es el paraíso de los amantes de las actividades al aire libre. Aquí es posible disfrutar de un agradable baño en alguno de sus numerosos lagos, de un día de pesca, de un paseo en bicicleta, a caballo o a pie. Los más activos también pueden reservar una excursión guiada siguiendo un circuito de tirolinas o una excursión para la observación de fauna salvaje en su hábitat natural.

Desde Vancouver, además, es posible realizar excursiones de uno o más días a la capital de la Columbia Británica, Victoria.

Victoria, ubicada en la Isla de Vancouver, sólo es accesible por mar o por aire. Si escogéis llegar por aire, podéis escoger entre reservar un vuelo regular o un vuelo panorámico en hidroavión. Si escogéis llegar por mar, cruzaréis el estrecho de Georgia a bordo de un ferry. Durante este trayecto es habitual que se dejen ver orcas, ballenas y delfines.

Desde Vancouver también es posible realizar excursiones de dos o más días al norte de la Columbia Británica, cuyo aeropuerto de entrada es Prince Rupert.

Desde Vancouver también es posible volar a cualquier aeropuerto de Canadá con Air Canada.


Norte de la Columbia Británica.

El norte de la Columbia Británica abarca los 1.000 km que separan las Rocosas canadienses de la costa del Pacífico.

Esta región está cubierta por una rica red fluvial que utilizaban los indios para trasladar las pieles desde el interior hasta la costa del Pacífico.

Es la zona más deshabitada de la Columbia Británica, encontrando solamente tres núcleos urbanos importantes: Prince George, Smithers y Prince Rupert.

La carretera que une las Rocosas con la costa del Pacífico es la Highway 16 y habitualmente proponemos recorrerla en dos días. Si lo deseáis, también es posible recorrerla en tres días, pero más ya no es recomendable porque, exceptuando la belleza del paisaje, son pocos los atractivos que encontraréis de camino.

Éstos son días para tomárselo con calma, conduciendo a vuestro ritmo y parando tantas veces como os apetezca para hacer fotos del paisaje o estirar las piernas. Os recomendamos llenar el depósito cada vez que encontréis una gasolinera, llevar una buena selección de música, un termo de café y varias bolsas de snacks.

Prince Rupert se ubica en Kaien Island, en la costa del Pacífico, enfrente de las Isals de la Reina Carlota y a corta distancia de Ketchikan (Alaska). Aquí las águilas calvas, los osos grizzlies y las ballenas superan en número a los humanos.  

Desde Prince Rupert es posible realizar excursiones hasta el Santuario de osos grizzlies en Khutzeymateen, el mejor lugar de la Columbia Británica para la observación de osos grizzlies en su hábitat natural.

La excursión parte desde el puerto de Prince Rupert y en hidroavión sobrevolaréis las montañas que rodean Prince Rupert. Aterrizaréis en las tranquilas aguas del fiordo Khutzeymateen y cambiaréis el hidroavión por una lancha neumática, a bordo de la cual avanzaréis fiordo adentro en busca del oso grizzly.

La excursión también incluye una visita al Centro de Interpretación, donde un ranger responderá todas vuestras preguntas sobre los osos grizzlies y el Santuario de Khutzeymateen.

Desde Prince Rupert también es posible realizar excursiones para la observación de ballenas en el estrecho de la Reina Carlota.



Prince Rupert también es el principal puerto de salida de los viajes a las Islas Haida Gwaii o Reina Carlota, un paraíso para los amantes de la naturaleza, de la cultura de los “First Nations” y la observación de la fauna salvaje en su hábitat natural.  


Centro de la Columbia Británica.

El centro de la Columbia Británica comprende la región del Cariboo y es muy raramente visitado por los turistas.

Se trata de una amplísima región de la Columbia Británica, despoblada casi por completo y atravesada por la Cariboo Highway, carretera panorámica que une Prince George con Kamloops.

Su principal atractivo, además de la belleza y la pureza del paisaje, es el parque provincial Tweedsmuir.

Con 981.000 hectáreas, Tweedsmuir es uno de los parques provinciales más grandes de la Columbia Británica. Presenta forma triangular y está rodeado por las Montañas Costeras, los lagos Ootsa-Whitesail y las mesetas del interior.

En Tweedsmuir encontraréis paisajes muy variados, desde los colores ocre y lavanda de la zona volcánica hasta el verde intenso de los fiordos de la costa.

La carretera 20, que une Williams Lake con Bella Coola, cruza el parque por su extremo sur. Ésta es la única vía de acceso a Tweedsmuir.

Se puede acceder hasta Bella Coola en ferry desde el norte de la Isla de Vancouver. No se trata de un ferry diario, así que conviene consultar las fechas de salida antes de programar nuestro viaje.

Desde Bella Coola es posible realizar excursiones para la observación de osos grizzlies.

Aquí también son habituales los ranchos, donde es posible alojarse y disfrutar de la vida campestre durante varios días.


Sur de la Columbia Británica.

El sur de la Columbia Británica es, junto con los alrededores de Vancouver, la región más poblada de la provincia.

El paisaje está dominado por áridas praderas moteadas por granjas de ganado vacuno y por los cultivos frutícolas de los alrededores del lago Okanagan.

Aquí encontraréis el parque provincial Manning, entre cuyos principales atractivos se encuentran el monte Three Brothers y el lago Thunder, y el desierto más pequeño de Canadá, ubicado en Osooyos.

También aquí se encuentra Sun Peaks, estación de montaña y resort de esquí a menos de una hora en coche de Kamloops.

Al igual que en la región del Cariboo, aquí también es posible alojarse en un rancho y disfrutar de la vida campestre durante varios días.


Oeste de la Columbia Británica.

El oeste de la Columbia Británica incluye los parques nacionales de Yoho y Kootenay, ubicados en las Rocosas canadienses, así como los parques nacionales Glacier y Revelstoke.  Además de los parques provinciales Wells Gray y Mount Robson.

El parque nacional Yoho fue fundado en 1885. Sus 1.310 km cuadrados de extensión limitan al sur con el Parque Nacional de Kootenay y al este con el Parque Nacional de Banff.

Yoho debe su nombre a la palabra chippewa-cree que significa “maravilla”. Término que hace justicia a la belleza de los numerosos espacios naturales que aquí encontramos.

Yoho es un parque de lagos glaciares, saltos de agua y picos siempre nevados.

El principal centro comercial de Yoho es el pequeño pueblo de Field. Junto con Golden, son los dos únicos enclaves urbanos que encontraremos aquí.

Entre sus atractivos encontramos las cascadas Takkakaw, que con 254 metros son las más altas del parque, y las cascadas Wapta. Además del puente natural que el río Kicking Horse ha esculpido durante años, y los lagos Emerald y O’hara (al que sólo se puede acceder en autobús y previa reserva).

En Yoho también encontraremos algo único: el yacimiento de fósiles de Burgess shale, donde se han registrado gran número de fósiles pertenecientes a más de 120 especies de animales marinos distintos.

El parque nacional Kootenay fue creado en 1920 y toma su nombre del río Kootenay, uno de los dos grandes ríos que fluyen a través del parque. Es conocido debido a la diversidad de paisaje que presenta.

Sólo 93 km de asfalto cruzan el parque. Esta carretera es la que une Banff con Wildermere y avanza en paralelo a los ríos Vermilion y Kootenay, rodeados por  imponentes picos, glaciares, ríos de aguas de color turquesa y praderas semiáridas.

Debido a la relativamente pequeña anchura del parque (unos 10 km a cada lado de la carretera), muchas de las atracciones del parque están situadas cerca de la carretera y son accesibles fácilmente para gente con problemas de movilidad.

Entre los principales atractivos de Kootenay encontraréis Sinclair Canyon y las Termas de Radium, el cañón Marble y Paint , así como el mirador del valle de kootenay, el lago Olive y los acantilados de la falla Redwall.

El puerto de Vermilion y el monte Shanks fueron arrasados por el fuego hace año,s pero ya están totalmente reforestados en la actualidad.

El parque nacional Revelstoke presenta una gran variedad de zonas geográficas, desde bosques milenarios de cedros gigantes y pinos Douglas, hasta bosques subalpinos, praderas alpinas y finalmente la tundra.

En Revelstoke, en verano, encontaréis siempre nevados los picos de los montes Monashee y Slekirk. Paisaje que contrasta con las fértiles praderas subalpinas donde en primavera brotan miles de coloridas flores.

El principal centro urbano del parque recibe el mismo nombre, Revelstoke, y aquí encontraréis bancos, supermercados, gasolineras, etc.

Entre los principales lugares de interés encontraréis la carretera Meadows in the Sky y el sendero Skunk Cabbage.

El parque nacional Glacier fue fundado en 1.886 y está cubierto en gran parte por glaciares y coronado por picos que superan los 2.600 metros.

La carretera que une las Rocosas con la Columbia Británica, al igual que la línea ferroviaria, cruza Glacier por su punto más alto: el Rogers Pass o el Paso Rogers.

Rogers Pass recibe el nombre de Albert Bowman Rogers, un trabajador de la Canadian Pacific Railway que descubrió el pasó y ayudó en la construcción y desarrollo de la primera y principal ruta de transporte del país.

Glacier esconde numerosos cedros centenarios y Hemlock, y supone una reserva muy importante para especies animales en peligro de extinción, como por ejemplo el caribú, la cabra montesa canadiense y el oso grizzly.

Son numerosas las rutas de alta montaña que aquí se pueden seguir. Es por ello que Glacier supone un paraíso para los amantes del senderismo y la alta montaña.

Eso sí, los que se aventuren a seguir alguno de estos senderos, no deben nunca olvidar que están en el territorio de los osos grizzlis y por lo tanto deben tomar todas las precauciones para evitar algún encuentro no deseado.

El parque provincial Monte Robson debe su nombre al Monte Robson, que con 3.954 metros es el pico más alto de las Montañas Rocosas de Canadá.

El parque provincial Monte fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990, junto con los Parques Nacionales Jasper, Banff, Yoho, Kootenay y Waterton Lakes.

Son 2.250 km cuadrados de glaciares, lagos, cascadas, cañones y grutas calcáreas que forman un paisaje montañoso espectacular.

El parque provincial Monte Robson es hogar de osos pardos, osos grizzlis, ciervos, alces, renos, caribús y cabras montesas.

Aquí es donde nace el río Fraser y entre sus principales lugares de interés destacan los lagos Berg y Kinney, además de otros lagos que encontraréis a lo largo de la Yellowhead Highway. También encontraréis las cataratas Overlander y dos áreas importantes de camping y senderismo. La primera está alrededor del lago Berg y la segunda se encuentra alrededor del Monte Fitzwilliam.

El parque provincial Wells Gray es conocido por los “locals” como “el parque de las cataratas”.

Sólo en el extremo sur del parque, el más accesible, encontraremos una veintena de cataratas.

Entre las cataratas del Wells Gray destaca la Helmcken, un salto de agua que triplica en altura a las cataratas del Niágara.

El extremo norte del parque es más escarpado y agreste, en contraste con las fértiles laderas alpinas del extremo sur. Laderas que se convierten en auténticas alfombras de flores durante la primavera y verano.

En Wells Gray, además de hacer excursiones de uno o dos días en busca de cataratas, también podréis disfrutar de paseos en barca, en canoa o kayak.

Entre sus principales atractivos encontraréis las cascadas Helmcken (a las que ya hemos hecho mención), las Spahats y las Dawson. Así como los lagos Murtle y Canim. No menos interesantes es la zona volcánica que encontraréiss en el centro del parque.

Imagen corporativa:Xavier Marlí

Diseño y desarrollo web:Xavier Marlí